Ante los comentarios por el documental sobre la contaminación plástica, queremos indicar lo siguiente:

En el año 2008 nos propusimos un cambio importante y ambicioso respecto al uso del  plástico en nuestros envases. Para lograrlo implementamos acciones concretas y no en todos los países llegamos al objetivo. Sin embargo, aunque nos tome más tiempo, vamos a seguir trabajando, innovando y creando alianzas para alcanzar nuestro compromiso de recolección y reciclaje al 2030.

Queremos que las personas disfruten de nuestras bebidas sabiendo que la botella en sus manos tendrá una segunda vida. En el Sistema Coca-Cola Perú llevamos más de 20 años desarrollando empaques sostenibles, impulsando el reciclaje y promoviendo la retornabilidad. Éste es un trabajo en progreso y necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para cumplir con la escala actual del desafío. Como parte de nuestro compromiso de trabajar para lograr un "Mundo Sin Residuos", hemos establecido un objetivo ambicioso: recolectar para el 2030, el equivalente a cada botella o lata que vendemos.

 

En Coca-Cola Perú trabajamos para cumplir todas las metas propuestas, y por eso nuestros envases ya tienen 25% de material reciclado, además tenemos una botella hecha 100% de otras botellas, superando los compromisos.

Junto con nuestro socio embotellador, Arca Continental Lindley, fuimos los primeros en firmar de manera voluntaria un Acuerdo de Producción Limpia con el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Producción, estableciendo metas para promover la economía circular de los envases a través del reciclaje y la retornabilidad, además de alianzas con gobiernos locales, empresas privadas, asociaciones de recicladores y ONG para fortalecer la cadena de valor del reciclaje.

Coca-Cola Perú es un referente del modelo de economía circular en el país y la región, y seguiremos trabajando de la mano de nuestros aliados para fomentar cambios positivos en la industria para conseguir un Perú más sostenible.